viernes , 17 noviembre 2017
Estás aquí: Inicio » SEMÁFORO ALIMENTARIO: EDUCACIÓN PARA UNA VIDA SALUDABLE

SEMÁFORO ALIMENTARIO: EDUCACIÓN PARA UNA VIDA SALUDABLE

Desde el año 2014, Colegio Centenario a través de sus docentes y la nutricionista Constanza Torres, utilizan el Semáforo Alimentario, un entretenido sistema que permite a los alumnos seleccionar una mejor alimentación y fomentar una vida saludable para ellos y toda su familia.

Alimentación equilibrada y actividad física son los elementos más importantes para crear un estilo de vida saludable. Esta premisa fue el punto de partida para el proyecto denominado “Semáforo Alimentario”, que comenzó a implementarse el año 2014 en Colegio Centenario, para los alumnos de primero a cuarto básico.

En conjunto a los docentes de dichos niveles y la nutricionista Constanza Torres, se desarrolló este plan que busca disminuir o prevenir la obesidad infantil, entendiendo la gran predisposición de esta enfermedad en nuestra sociedad y las consecuencias en la salud que ésta provoca. Asimismo, se planteó este desarrollo a temprana edad, con la finalidad de que los alumnos comprendan la trascendencia de optar por una vida saludable desde pequeños y puedan mejorar sus hábitos alimenticios hacia el futuro.

Así, a través de una comprensible ilustración de un Semáforo, los alumnos son capaces de distinguir sus colaciones y almuerzos en las siguientes categorías:

 Luz Roja: Alimentos con alto contenido graso, en azúcar, sodio o calorías. Éstos se deben consumir con moderación y escasa frecuencia, idealmente 1 vez por semana.

 Luz Amarilla: Alimentos con alto valor nutricional, pero que también contienen –en moderada proporción- grasa, azúcar, sodio o calorías. Éstos deben consumirse con precaución, idealmente no más de 3 veces por semana.

 Luz Verde: Alimentos saludables que son bajos en calorías, grasas y azúcares, y que además contienen nutrientes esenciales para un desarrollo y crecimiento normal. Éstos pueden consumirse libremente.

Actualmente, los mismos alumnos junto a sus profesores revisan las colaciones que llevan al Colegio y las clasifican de acuerdo al Semáforo Alimentario, fomentando que privilegien aquellos alimentos más nutritivos. Esta revisión se realiza de manera mensual y se complementa con charlas educativas a cargo de la Nutricionista Constanza Torres, con la finalidad de potenciar sus conocimientos y deseos por un estilo de vida saludable.